enero 19, 2009

De guerrilla con Mal nombre

Con este frente frío y en el tren de Hershey? Tú estás loco mi hermano! me dijo Joaquín, mi amigo y jefe del departamento donde trabajo. Irse de acampada en un mes tan frío como enero es algo que muchos no conciben. Pero para quienes irse de “guerrilla” supone algo más que “incomodidades” no lo piensan dos veces. Y esa es la tropa “Mal nombre”, un grupo con más de 20 años recorriendo el país mochila al hombro.

Como invitados, Leslie y yo nos fuimos este fin de semana, a compartir aventura. La primera fue llegar a la estación de Casablanca donde casi pierdo el tren si no es porque insólitamente, y como en las mejores películas, mi novia lo detiene al verme llegar en un destartalado Lada cargado con los bártulos. Así, rumbo al Pan de Matanzas, la mayor elevación (381 mts) de esa cercana provincia, 21 malnombristas se adueñaron del último coche del único tren eléctrico de Cuba.

El viaje es hasta Corral nuevo, un pintoresco poblado matancero a dos kilómetros del Pan en el que las campanas de la iglesia local repican que parecen una alarma de combate.

"Asaltamos" la cafetería en la tarde y el botín fueron unos 30 panes con croqueta y varios litros de refresco. Luego nos aprovisionamos de agua y guayabas en una vaquería. Casi al oscurecer llegamos a la base de la montaña y esparcimos nuestras carpas junto a un arroyo. Olivia, Betty y Alejandro, los niños del grupo, exploran el monte cercano poblado de palma cana y guao, una planta que provoca hinchazon .Como regla del grupo, se acopió toda la comida. Así, entre otras cosas, llenamos una inmensa bolsa con espaguetis, un caldero con la salsa para estos, panes, barras de dulce de guayaba (C-4 en la jerga de los guerrilleros), de maní molido y hasta una barra de turrón de Jijona, una rareza en el menú típico de estas andanzas.

La noche nos sorprendió en la ardua tarea de encender una fogata con la leña húmeda tras el aguacero antecedente al frente frío que nos agarró en una de las regiones mas frías de Cuba, la llanura Habana - Matanzas. Pero al cabo del rato, después de haber consumido mas de la mitad del papel que disponíamos y redactar un tratado sobre fogatas, las llamas disiparon las dudas y calentaban cuerpos y almas que en medio de la noche entonaron cuanta canción conocida.

El amanecer llegó un poco tarde o el frío hizo parecer la noche mas larga, no sabemos a ciencia cierta. Nos desperezamos, desayunamos y emprendemos el ascenso que será por una carretera con inclinaciones de hasta 60 grados. Una belleza de paisaje y una tonelada de esfuerzo nos depara el trayecto que cubrimos en 40 minutos. Una vez en la cima, la bandera, la foto de grupo y una merienda-almuerzo entre historia de Cuba y anécdotas. Subir lomas hermana hombres, es la frase de Martí que siempre aflora.


Aunque la jornada fue corta, solo dos días, bastó para que quedáramos prendidos del espíritu de este grupo que no repara en obstáculos a la hora de conocer Cuba y su historia.

Convergen aquí compañeros que provienen de las mas disimiles profesiones cuya gama de edades esta representada desde niños y niñas hasta quienes rondan o sobrepasan los 60, verdaderos ejemplos de valor humano y amor al país con quienes esperamos compartir muchas guerrillas como estas.











































2 comentarios:

Chely dijo...

Reno qué bien, no sabía que tenías una página personal, pues como ves ya me he apuntado para seguirla, el amigo Amauris como siempre fue el puente para encontrar nuevos espacios en la red. Tus fotos me siguen pareciendo geniales, te espero por mi Reino, ah y suerte para los malnombristas. Un saludo, chely

Ana dijo...

Que bien rene! Muchas gracias por tu trabajo, muy lindas las fotos y la cronica, Mal Nombre los recuerda y los espera de regreso.
Un beso a Lesli y a ti,
ana, guerrillera de corazon.